Neurofeedback: preguntas frecuentes

En uno de nuestros artículos anteriores os explicábamos en qué consistía el entrenamiento cerebral con Neurofeedback. En este artículo hemos querido hacer un recopilatorio de las preguntas que más nos formulan quienes están decididos a comenzar con el proceso de entrenamiento cerebral. ¿Quieres saber cuáles son?

 

  •  Durante las sesiones de Neurofeedback, ¿mi cerebro va a recibir descargas eléctricas a través de los conectores colocados en mi cabeza?

 NO. Esos conectores sólo sirven para poder recoger la actividad eléctrica que genera nuestro propio cerebro. Realmente, están realizando un electroencefalograma en tiempo real. Esa información se envía a un software que se encarga de descomponerla y de darnos “feedback” mediante interrupciones que se producen en la música. De esta forma es posible la “retroalimentación”.

 

  • ¿El Neurofeedback puede tener efectos secundarios perjudiciales para mi?

NO. El sistema ampliamente automatizado y seguro que utilizamos en Neurozona trabaja en la totalidad del espectro de ondas cerebrales. El cerebro recibe de forma constante y dinámica (256 veces por segundo) información sobre su propia actividad, generándole la posibilidad de que se autorregule más eficazmente, con lo cual evitamos el sobreentrenamiento que podría llegar a producirse con otro tipo de sistemas.

 

  • ¿Es lo mismo el Neurofeedback que la medicación? ¿Se obtiene lo mismo?

NO. Los efectos de la medicación sobre los síntomas físicos suelen observarse tan pronto se comienzan los tratamientos, por lo que son útiles en el corto plazo. Lo que ocurre es que desaparecen tan pronto se dejan de administrar y suelen provocar efectos secundarios perjudiciales en nuestro organismo.

Los beneficios observados con el Neurofeedback no son inmediatos pero sus efectos permanecen después de haber concluido el proceso de entrenamiento ya que las redes neuronales que han generado este cambio se han fortalecido y consolidado a lo largo de las sesiones.

 

  • ¿Si estoy tomando medicación debo dejar de hacerlo si empiezo a entrenar con Neurofeedback?

NO. Cualquier cambio, modificación de la dosis o supresión debe hacerse bajo supervisión médica.

Es habitual que a medida que avanza el proceso de entrenamiento con Neurofeedback nuestro cerebro tenga mejor capacidad de autorregulación y que sean necesarias menores dosis de medicación o que, incluso, ésta ya no sea necesaria, pero esta decisión debe tomarla el especialista. Consulta siempre con tu médico y sigue sus indicaciones.

 

  • ¿Cuántas sesiones de Neurofeedback necesito?

A priori no podemos conocer de antemano cuántas sesiones van a ser necesarias para cada caso en particular.

El número de sesiones va a depender de cada situación personal, de la severidad del problema o trastorno y de cuánto tiempo lleve presentándose como tal.

Las evidencias que nos aportan los estudios y encuestas realizadas hasta la fecha hablan del entorno de las 20 sesiones para que el cerebro comience a autorregularse y para que estos cambios se consoliden, pero en ocasiones estos cambios comienzan a aparecer antes o después de esas 20 sesiones… Cada cerebro es único y diferente por lo que iremos evaluando periódicamente la necesidad de aumentarlas o disminuirlas.

 

  • ¿Con qué frecuencia debo realizar mis sesiones de Neurofeedback?

Lo ideal sería que, al menos al principio del proceso, se pudiese mantener un ritmo constante de 2 sesiones semanales.

 

  • ¿A partir de qué sesión se comienzan a observar los cambios?

Este aspecto es variable y no depende del número de sesiones realizadas, en sí, es decir, en la sesión 10 la mejoría experimentada no tiene por qué ser el doble que en la sesión 5.

Es posible observar cambios de manera progresiva desde la primera sesión o no percibir cambios hasta una determinada sesión en particular.

No obstante, no es raro que ya desde las primeras sesiones se comiencen a observar efectos beneficiosos sobre el sueño o la ansiedad.

Es importante poder acompañar el proceso con la máxima apertura y flexibilidad posibles y no intentar acelerarlo con nuestras expectativas.

 

  • ¿Existen evidencias de que Neurofeedback está comprobado científicamente?

SI. Existen, en la actualidad, decenas de publicaciones sobre la eficacia del uso de Neurofeedback para trabajar distintos problemas o trastornos psicológicos y neuronales.

La Academia Americana de Pediatría ha reconocido el uso de Neurofeedback como alternativa eficaz y segura para tratar el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), en cuyos casos, los índices de mejora se igualan a los del uso de la medicación, sin los efectos secundarios de ésta.

 

  • Al concluir mi entrenamiento, ¿desaparecerán las mejoras que he obtenido con el Neurofeedback?

 NO. Una vez que el cambio se ha producido a nivel cerebral y se ha consolidado suficientemente gracias a las repeticiones realizadas, éste permanece más allá del proceso de entrenamiento, (de la misma forma que no olvidamos cómo se monta en bicicleta, aunque llevemos años sin practicar).

Si debido a alguna circunstancia excepcional (como puede ser la muerte de un ser querido o un proceso prolongado de estrés, p ej) sentimos que ese nivel de mejora se ha reducido, unas pocas sesiones de “recuerdo” recuperan las mejorías obtenidas.

Dicho esto, siempre es recomendable mantener una rutina diaria saludable (alimentación equilibrada y ejercicio físico) para contribuir a que nuestro cerebro se mantenga ágil y flexible.

 

 

Related Posts

Leave a Comment

Para qué Neurofeedbackbeneficios del silencio para el cerebro