¿Qué es el Neurofeedback?

El Neurofeedback es un sistema seguro, no invasivo, no farmacológico y con una amplia base científica detrás, usado en la actualidad por médicos, neurólogos, psiquiatras, terapeutas y coaches para ayudar a que el cerebro funcione mejor de manera “integral”

El cerebro es el órgano central de nuestro sistema nervioso, pero además, es un sofisticado centro de mando y control de todos los procesos fisiológicos, cognitivos, emocionales y conductuales del ser humano.

Recibe, procesa información y formula respuestas de acción gracias a una extensa y compleja red neuronal que se interconecta e interacciona a través de señales eléctricas. Estas señales eléctricas se miden en las llamadas “ondas cerebrales” y su frecuencia y amplitud nos indica el estado del cerebro en un determinado momento.

 Estas ondas de frecuencia fueron descubiertas por Hans Berger en 1920. Este neuropsiquiatra alemán descubrió que las variaciones eléctricas del cerebro estaban relacionadas con diferentes estados de consciencia, diferentes actividades mentales, y con desórdenes clínicos, cuando éstas presentaban un comportamiento anormal.

A partir de ese momento las investigaciones en el campo de la Neurociencia aplicada fueron constantes y esto permitió el desarrollo de herramientas automatizadas, seguras, eficaces y no farmacológicas, como el Neurofeedback, para optimizar el funcionamiento cerebral.

Esto es posible gracias a la retroalimentación que se produce cuando esa actividad eléctrica es recogida y evaluada en el sistema de Neurofeedback: el cerebro puede recibir información sobre su propia actividad momento a momento, de manera dinámica, ya que el software desarrollado en el sistema de Neurofeedback realiza lecturas 256 veces por segundo en todas las ondas de frecuencia y le informa al cerebro cuando su funcionamiento no está siendo todo lo óptimo posible.

Aprovechando las bases de la neuroplasticidad (cambio, optimización y aprendizaje), el cerebro es capaz de recoger esa información, reorganizarse y mejorar su capacidad para cambiar de una frecuencia cerebral a otra, y de hacerlo con mayor grado de flexibilidad y estabilidad. Esto permite que se aproveche al máximo su potencial de desarrollo, que aumente su resistencia, su rendimiento y bienestar potencial y que sea posible reducir e incluso eliminar muchos tipos de problemas emocionales, cognitivos, físicos o conductuales que puedan estar empeorando el rendimiento, el bienestar y, en definitiva, la calidad de vida.

 Todo cerebro tiene la capacidad de poder optimizarse, dentro de sus capacidades potenciales, siempre y cuando se le ofrezca la información apropiada.
Related Posts

Leave a Comment

Programa Mindfulness Basic Training NeurozonaMindfulness Neurozona